martes, 15 de febrero de 2011

EL PLAGIO


¿Cómo reaccionaría si de buenas a primeras descubre que un artículo, un poema o un guion suyo aparece bajo la firma de otra persona? Con cólera posiblemente. Más o menos así le pasó a un amigo que percibió cómo le tomaron “prestado” parte de un texto de Internet.

Eso de “copiar” y “pegar” se ha generalizado bastante en la era de las computadoras. Esta noche se difunde la noticia de que el Congreso de los Diputados de España ratificó una polémica ley que consentirá, por orden judicial, el cierre de páginas de descarga de contenidos en Internet sujetos a derecho de autor.

Pero el plagio no es cosa esporádica ni rara. Así que -como en tiempos de Chan Li Po- le sugerí paciencia a mi camarada. En el lejano siglo I el poeta Marcial se quejaba de que sus epigramas fueron adaptados por otro.

Teniendo en cuenta los propósitos culturales de este blog, cito algunos ejemplos de plagios famosos en el campo de la literatura: Se dice que Alejandro Dumas contaba con una treintena de ‘colaboradores’, quienes le ayudaban a escribir sus obras y que, Stendhal, considerado uno de los literatos más importantes del Realismo, fue acusado de plagiar en sus comienzos.

En los tiempos actuales es fácil encontrar evidencias de los más diversos plagios. Los temas musicales, por ejemplo, desencadenan tortuosos procesos judiciales con los que los demandantes suelen suelen salir beneficiados, pues logran despertar un interés que la industria cultural no le había prodigado hasta entonces.

Tal vez el zar Iván el Terrible haya sido un abanderado de la lucha contra el plagio, o mejor del autoplagio -otro fenómeno interesante- cuando tomó al decisión de linchar a los artífices de la catedral de San Basilio. Los infelices artistas quedaron imposibilitados de una obra igual.

En Cuba existen diversos mecanismos para enfrentar el robo de la creación artística. Es muy importante la Agencia Cubana de Derecho de Autor, que representa a compositores de todo el país. Pero no todo está legislado con suficiente claridad y en ocasiones los artistas –incluyendo los de la radio y la televisión- quedan un tanto desamparados.

Es cierto que usted puede registrar ante notario hasta un guion, pero constituye un acto bastante engorroso, teniendo en cuenta lo vertiginosa y numerosa que suele ser la producción de libretos.

Hay que admitir que existe una escasa cultura sobre la propiedad intelectual y que, en ocasiones, ni los propios autores sabemos cómo defender nuestro derecho.

No deja de ser interesante analizar las motivaciones del robo de creaciones artísticas. Para evitar una acusación de plagio, me adelanto a expresar que tomé del sitio web de la universidad Sergio Arboleda, de Colombia, la siguiente opinión firmada por la profesora Jannet Girón:

“Cabe preguntarse si vale la pena limitar nuestras capacidades y tomar ideas de otros para hacerlas pasar por nuestras. Es importante reflexionar en torno a la idea de la escritura. Hay que dejar fluir las ideas”

Claro, siempre existirán los incapaces de pensar, o sencillamente, los ladronzuelos dispuestos a tomar lo que es de otro para evitar romperse el coco.

El talento nadie lo puede hurtar. Eso es una verdad tan grande como una casa, pero si resultara poco para calmar a mi amigo, le remitiría a Marcial, quien dijo algo mejor sobre el plagio:

“(...) El que desea adquirir la gloria recitando versos de otro, debe comprar, no el libro, sino el silencio del autor”.

9 comentarios:

Nel dijo...

Hola! Muy buen blog. ¡Felicitaciones! Estaremos por aqui con frecuencia. Lo invito a visitar el mío. Saludos desde Rio de Janeiro/Brasil
http://nelsonsouzza.blogspot.com

Anónimo dijo...

Muy interesante su blog. Los invitamos a visitar el portal www.plagiosos.com

baby@rsagua.icrt.cu dijo...

Estimado Nelson:
Gracias por leer mi blog. Inmediatamente he buscado el suyo y me han parecido muy bien los textos sobre Pessoa. Pero todo parece indicar que usted me supera con el español. Yo no soy nada bueno con el portugues. De todos modos trato de entender.

adrian quintero dijo...

Estimado Nelson:
Gracias por leer mi blog. Inmediatamente he buscado el suyo y me han parecido muy bien los textos sobre Pessoa. Pero todo parece indicar que usted me supera con el español. Yo no soy nada bueno con el portugues. De todos modos trato de entender.

Anónimo dijo...

Quintero si usted revisa los primeros blogs hechos por sagueros en el año 2007- 2008, el 100% son copias (cuidadosas) de los ya escritos en internet muchos años antes. La explosión de "Copiapegantes" nació en esa ciudad de forma insólita.

saludos
Edmundo

Juan Carlos dijo...

Estimado Adrián,
Te sigo leyendo. Cada vez más sorprendes con temas de los que otros no ecriben. Y ahí está el gran mérito, además de tu buena pluma.
Me extraña no verte en Facebook.
Un abrazo,
Juan Carlos
www.haciendoradio.blogspot.com

Anónimo dijo...

por favor llamame a la emisora. UN abrazo
reinaldo

Argentina dijo...

Muy interesante tu blog. Felicitaciones! Saludos desde Argentina.

Abril Lech dijo...

me gustó la nota. Me llevo el gráfico para ilustrar mi post de hoy, y te invito a leerlo www.abril7.blogspot.com

Besos desde Baires!