domingo, 22 de marzo de 2009

Los dioses rotos


Aunque no tan evidentes como se quisiera, demuestra signos de crecimiento la producción de filmes en Cuba.

Claro, no todo es cuestión de cantidad. Al valorar “El cuerno de la abundancia”, aludíamos a cierta falta de originalidad en las historias y al débil comprometimiento con la realidad.

No es que demandemos del arte la solución de los problemas de la sociedad. Pero vale la pena tener en cuenta el precedente de cineastas cuya mirada crítica es imperecedera. Entiéndase Titón, o Humberto Solás, o Julio García Espinosa.

En “Los dioses..”, un director debutante en la pantalla grande, pero con bastantes aciertos –sobre todo como guionista- en la televisión y la radio: Ernesto Daranas, nos propone introducirnos en las zonas más oscuras de una Habana cuya fisonomía cambió mucho desde los tiempos del chulo Alberto Yarini, pero que conserva manchas difíciles de tapar, incluso con la Revolución.

Como puede leerse en el sitio web de la propia película, es una trama de valores enfrentados; una reflexión en torno a perspectiva ética y moral de un grupo de personajes -de todos los niveles socioculturales- entre quienes los clichés de “positivos” y “negativos” no son sencillos de etiquetar.

“Los dioses..” consigue incorporar al cine a un grupo de creadores que ya han demostrado su valía en la televisión y otros medios, como el director de fotografía Rigoberto Seranega y los músicos Magda Rosa Galván y Juan Antonio Leyva. Elogio aparte merece Eric Grass por lograr una dirección de arte impecable, pese al escaso presupuesto de que dispuso esta producción.

En mi opinión lo más interesante del filme de Daranas, es el tratamiento de lo marginal. Pero el director juega con un arma de doble filo, y pierde por la misma causa.

La historia privilegia más la descripción de ambientes, que la psicología de los personajes. Diría que, con excepción del de Rosendo, Daranas debió perfilar mejor los personajes. Pudo hasta haber eliminado algunos que –como por muy bien defendidos que estuvieron- NO se qué pintan en la trama.

“Los dioses rotos” intenta ser contemporánea, pero se torna víctima del referente de otra época. Al intentar establecer paralelos entre el Alberto de ahora y el de antes, los espectadores terminamos desconcertados.

La película trata de comprometerse con el presente y se torna inverosímil por culpa de algunas situaciones, como el afán de la protagonista de autentificar el supuesto pañuelo de Yarini y la existencia de un arma del chulo.

Mucho más inverosímil es que una empresaria capitalista venda sus negocios en nuestro país como si se tratara de una caja de bombones. ¿Estamos en la Cuba de hoy o no?

“Los dioses..” es un buen intento y no dudo que Ernesto Daranas consiga llegar muy lejos en sus futuras propuestas. Pero por lo pronto habrá que esperar.

3 comentarios:

Reinaldo Cedeño Pineda (CUBA) dijo...

DE acuerdo, un buen tema, algunas escenas acertadas,y el talento que ya adivinamos en Daranas.. pero tambien escenas sobrantes y resolucionews endebles, fallos evidentes en el casting yla direccion de actores. Por ejemplo, unn Yarini de Carlos Ever Fonseca que se queda por debajo de las exigencias, incluso una Isabel Santos caricaturesca y en pose.. eyc PERO un paso respecto a la INCRIBLEMENTE PREMIADA y ligerísima El cuerno de la abundancia. Nos e si leiste loq ue publiqe sobre esta cinta, Los Dioses Rotos: Yarini en La habana. UN abzro hermano, andamos perdidos

Adrián Quintero Marrero dijo...

Gracias Cedeño:
Eres el único. Parece que "no tengo quien me escriba". Realmente fuiste tú quien motivaste el comentario sobre la película. No creí compartir algunos de los criterios que emitiste sobre ella. Pero ahora que vuelvo (no sé por qué razón "técnica" no pude comentar allí) veo que no fuiste tan suave con ella como me pareció en un principio. Incluso, advertiste que los apuntes eran algo "apurados". Es mejor que "El cuerno..., sin dudas....Pero es sólo un buen intento...EStoy de acuerdo en lo del protagonista. Él no pudo hacer más. Lo externo no es todo....Carlos Ever estuvo por debajo de lo que el personaje requería y así lo escribí en una versión de mi comentartio para la radio.
Un abrazo.

chuchi dijo...

Algunas escenas se hacen muy largas y aburridas, en realidad creo que se pudo lograr más. Y muy de acuerdo con Reinaldo, los actores no fueron los mejores, y pienzo que pudieron hacer más. A mi se me hiso aburrida esta pelicula.