miércoles, 17 de septiembre de 2008

Sagua vista por mi III (Fotos de Sagua la Grande)

HERRERÍA Vivienda de la calle Solís, entre Marta Abreu y Enrique J. Varona

Escalera del hotel Sagua

Guardavecino en la calle Martí, entre Solís y Colón.

Ventana en la Iglesia Parroquial

5 comentarios:

top ten penny stock dijo...

well its nice to know that you have great hits here.

EL POLEMISTA (Reinaldo Cedeño Pineda) dijo...

Amigo mío:

Sagua se me quedó muy dentro, ya sabes. Soy muy imaginativo, amante de la historia real o la que me reinvento, y quise beberme Sagua en unos días. Claro que no pude, pero al menos probé su néctar de maneras muy insospechadas. Estas imágens me lo recuerdan. Soy de los rincones y las verjas más que de las plazas y los altos edificios. De los abrazos íntimos, no de las multitudes. Por eso te dejo aquí mi felicitación por tus buenos ojos. Y un abrazo, por Solás, y por Gibara.
Rei

Anónimo dijo...

Un abrazo.
Soy Reinaldo Cedeño Pineda, periodista de Santiago de Cuba. Tengo el blog http://laislaylaespina.blogspot.com.
Tengo una idea para interconectar algunos blogs cubanos de una manera más orgánica y me gustaría que usted formara parte de este empeño.
Por favor si le interesa, confirmarlo a reynaldo@rsiboney.icrt.cu y escribanode@gmail.com .
Envíe mensaje a las dos direcciones
Utilizo esta vía porque estas ideas requieren primero de coordinación y perfección, aunque experimentalmente ya lo estoy haciendo en mi blog.
Saludos, Reinaldo Cedeño Pineda.

Adrián Quintero Marrero dijo...

Cedeño:

Quien escribe en mi blog desde La Indómita es ante todo poeta. Gracias por tan bellas palabras.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Adrián entre tú y Maykel me han abierto un ansia de Sagua jamás pensada, y es que enseñan sus bellezas, sus historias a pequeños retazos, para que sintamos la acuciosa urgencia de ver el lienzo en su totalidad...
Hermosas imágenes, espero que Gibara sólo tenga que llorar por Solás y no padecer su muerte, que existan suficientes continuadores del Festival de Cine Pobre, para bien de mi querida villa y también del cine...
Un abrazo