jueves, 9 de octubre de 2008

RADIO CUBANA: LA PROMISCUIDAD DE LAS VOCES

La radio son sus voces. Eso lo comprendí desde el primer día que entré a una cabina de transmisión; desde que escuché “Alegrías de sobremesa” y “Nocturno”. Las voces de Eduardo Rosillo y Juan Ramón González Ramos -Tatica- marcaban un estilo que trascendió a sus propios espacios para ser también el estilo de Radio Progreso.

En la pre-historia de la radio los locutores eran los mismos propietarios de la planta, o sus familiares. Luego la profesión elevó su rango y hasta existió el Colegio Nacional de Locutores, que dictó normas relativas al trabajo de esos artistas.

Actualmente los locutores intentan recobrar el prestigio que, de cierta forma, ha perdido la profesión. La UNEAC, el ICRT y otras organizaciones e instituciones han colaborado en tal empeño. Nuestros locutores se reunen, debaten acerca de lo ganado y lo perdido en el sector. En consonancia con tal propósito, resulta prudente analizar cuánto los locutores de hoy identifican a las emisoras.

Los locutores de las emisoras capitalinas saltan de una planta a otra como si se cambiaran de vestuario. Sería injusto coartar la intención de un profesional de estar donde mejor se sienta. No niego el derecho de nadie a cambiar de emisora si así lo entiende pertinente. Los empresarios capitalistas, en medio de su vorágine competitiva, intentan captar a los mejores artistas ofreciéndoles contratos ventajosos, para luego convertirlos en “artistas exclusivos”.

Tal vez el término exclusivo suene algo fuera de pico en la radio cubana de estos tiempos. Pero resulta preocupante que numerosos locutores alternan sus labores en varias emisoras. En ocasiones, más que alternar, simultanean gracias a las grabaciones. Si usted sintoniza la emisión dominical del Noticiero Nacional de Radio (que transmiten prácticamente todas las plantas cubanas), podrá notar cómo una de las pocas emisoras exentas de sumarse a la cadena, Radio Taíno, mantiene en el aire a la misma hora un programa conducido por Virgen Ojeda Benítez, la misma voz del referido espacio informativo. Y dos emisoras con perfiles tan parecidos como Radio Musical Nacional y Radio Enciclopedia tienen a Maura Morales Agüero entre sus principales voces. A veces uno sabe si escucha u otra planta.

Nuestras emisoras nacionales atraviesan verdaderas crisis con sus locutores. No porque no tengan, porque a la larga a la corta puede aparecer alguien de las plantas provinciales de la Ciudad de la Habana dispuesto a resolver dificultades de última hora. Pero con tanta promiscuidad las principales emisoras nacionales se están quedando sin locutores de puntería, artistas que como César Arredondo o Franco Carbón nos permitan percibir que estamos escuchando Radio Rebelde.

Estoy seguro de que si seleccionáramos una muestra de oyentes y le pidiéramos que mencionen a las voces representativas de nuestras emisoras nacionales en la actualidad, apenas podrían enumerar a dos o tres. En el caso de Rebelde también resulta curioso el hecho de que la conducción de la mayoría de los espacios esté a cargo de féminas. Los programas “Estaciones”, “Nosotros”, “A esta hora”, “Frecuencia total” y “Hecho en Cuba”, todos, tienen voz de mujer. Dejo que claro que no tengo ningún prejuicio contra las locutoras. Solo abogo por el imprescindible balance de voces.

Muchos se preguntan qué está pasando con la locución en la radio y la televisión. Crece la incertidumbre cuando evocamos a los grandes maestros de esta profesión. ¿No habrá sustituto para ellos? Hace dos años, una rigurosa comisión de expertos reevaluó a los locutores de todas las radioemisoras. El proceso tuvo en cuenta, incluso, a los llamados hablantes: periodistas, colaboradores…

Lejos de beneficiar a las emisoras, los exámenes fueron objeto de disímiles incomprensiones e incoherencias: mucha mano dura con algunas cosas y demasiada tolerancia con otras. Fue tan grande la polémica, que hoy la Dirección de la Radio no tiene claro cómo encauzar sus procesos de evaluación; no sólo para esta, sino para todas las especialidades.

En los últimos años sólo se han realizado evaluaciones para aprobar la entrada de nuevos artistas al medio. Los llamados “niveles” pasaron a la historia quizá por la idea de quienes creyeron que los directores de programas serían capaces de decidir qué renumeración percibirían los integrantes de su equipo de acuerdo con el resultado final de cada obra. Me consta que numerosos profesionales se abanican orgullosos con su cartelito de “Primer nivel”, cuando hace rato que la rueda de la historia los aplastó. Pero el sistema de evaluaciones precisa establecer jerarquías y, además, valorar la formación teórica de los artistas. Todavía en nuestras emisoras se ignora la importancia de acudir a la Academia. Entiéndase esta como la que resulta verdaderamente afín con el perfil de cada cual. No entiendo cómo existen realizadores de sonido que estudian Psicología.

En espera de que las aguas tomen su nivel, a quienes decidan escuchar la radio nacional cubana, les sugiero que memoricen bien la frecuencia de cada emisora. De lo contrario corren el riesgo de equivocarse de planta, algo así como marcar el número telefónico errado...A esa hora, probablemente, el locutor de su programa favorito, devenido sagaz ente de la ubicuidad, estará haciendo otro espacio en cualquier otra planta del Vedado habanero.

1 comentario:

Joselin dijo...

LA RADIO DE MARTIN GRANDE, el locutor, presenta este artículo de reflexión entre Martín Grande el bailantero salteño y GRANDE MARTIN ahora empresario chileno:

Grande Martín le pregunta a MARTIN GRANDE ¿Qué era El Swow de la Remera Mojada? Martín Grande responde a GRANDE MARTIN: "Me andaba muriendo de hambre y organizaba el Terremoto Bailable de la Remera Mojada y las negras se prestaban a este juego que nos permitía despues pasar el resto de la noche con diversión y compañía."

MARTIN GRANDE le pregunta a GRANDE MARTIN ¿Cómo llegaste a tener el Prograna Despertar después de organizar los bailes de morondanga en Terremoto y pasar al Canal de los Patrón Costas? Grande Martín responde: "Por mi tío, el Coronel Carlos Grande, un emblemático de la dictadura militar y por medio del Capitán de Navío, Augusto Ulloa que era gobernador entré a Canal 11 de SALTA - Argentina por la puerta GRANDE después me quedé hasta que llegó el peronismo"


Martín Grande reflexiona: "Este Grande Martín es un genio, fiel reflejo de mi mismo". Grande Martin no se hace esperar y le pregunta Martín Grande: ¿Cómo hiciste para abrir la FM Profesional? "Bueno eso se dá después que la traté de vieja en el Programa Despertar a la Mujer de Juan Carlos Romero, Bettina Marcuzzi, esposa del Gobernador. Me echaron a la shit..."

GRANDE MARTIN le dice a Martín Grande: "Bueno pero tenés que contar que fuiste condenado por Calumnias e Injurias por haber tratado de delincuentes a los concejales y tuviste que pagar $ 10.000 a quienes te denunciaron" Y bueno, esto es así, hoy criticás, mañana cobrás o pagás"

Martín Grande le pregunta a GRANDE MARTIN: Sé que estabas más caga´o que palo de gallinero... ¿cómo hiciste para instalar la FM Profesional. Me fui a verlo a Ricardo Gómez Diez, él lo habló a Don Ennio y no sé como hiceron pero me dieron $ 35.000 pesos a cuenta de publicidad futura y compré la radio a la remisera Profesional que estaba fundida"

"Ahh - replicó GRANDE MARTIN - entonces ¿el Partido Renovador de Salta te instaló la radio? Martín Grande responde: "Sí, siempre fui renovador y del proceso, por mi tio el Coronel Carlos Grande de la Masacre de Palomitas..., hermano hay que jugarse y aplastar al que se te pone adelante, es la única forma de hacer guita..."

Martín Grande le pregunta a GRANDE MARTIN ¿Por qué lo hacías pedazo al Gobierno de Romero? Y GRANDE MARTIN responde "Porque no me daban publicidad y por que Romero prefería a Mario Ernesto Peña... yo quería plata, orden de publicidad, por eso lo odiaba a Freddy Petrón y a Romero, pero finalmente aflojaron y me dieron publicidad y las tierras de en frente del Aeropuerto Internacional por chauchas y palitos y ahora soy dueño del country que están cosntruyendo ahí. Mis mejores clientes son los corruptos."

Para mí no sirve el Nunca Más mejor es "Siempre Más":

GRANDE MARTIN le pregunta a Martín Grande: ¿Te sentís bien con la gente y fustigando políticos? "Sí, me pongo loco, siento una euforia, los hago sufrir y después viene a mi radio y lo que ayer era malo, si portan bien los muestro diferentes y buenos. Eso soy yo, soy Martín Grande y tengo todo lo que tengo por los políticos. Tengo una finca en La Caldera, una mansión en la Avenida del Golfo en Tres Cerritos, las tierras del Aeropuerto Salta y viajo por todo el mundo, me estoy por comprar una finca en Anta para ser sojero, todo eso gracias al ex Gobernador Juan Carlos Romero."

"Juan Carlos, sos mi héroe y mi Dios"

Martín Grande, locutor, le pregunta a GRANDE MARTIN: ¿No te parece que somos parecidos? GRANDE MARTIN RESPONDE: "Sí, somos parecidos, gemelos, idénticos, tenemos la misma sangre, por eso somos la misma persona." de Verdad, como nosotros no hay dos, Martin Grande o Grande Martín y FM Profesional, la herramienta más eficaz para curar politicos, empresarios y funcionarios." jejejejeje, por eso somos Martín Grande o Grande Martín, ¡¡¡viva El Show de la Remera Mojada!!! jeje